Permite estimar en pacientes con fibrilación auricular: tanto el riesgo de infarto cerebral como el riesgo-beneficio de iniciar un tratamiento antitrombótico. (Contenido en Inglés)