Recientemente se ha celebrado en Madrid la 24º reunión anual SEH-LELHA 2019. En esta reunión se han revisado los puntos en común y las discrepancias entre las últimas guías europeas y americanas de hipertensión arterial (HTA). Según estas últimas, el diagnóstico de HTA se establece con cifras de presión arterial (PA) 130/80 mmHgfrente a la cifra de 140/90 que mantienen las guías europeas. Si nos fijamos en objetivos de tratamiento y siempre individualizando por edad y características de los pacientes, fundamentalmente el riesgo cardiovascular de base, los objetivos no son tan diferentes. Las guías europeas marcan un nuevo objetivo de PA diastólica entre 70-80 para todos, evitando cifras inferiores a 70 mmHg. Se nos ha recordado y enfatizado, con la nueva evidencia disponible, que debemos ampliar y universalizar el uso de la MAPA para el diagnóstico e identificación de los diferentes fenotipos de HTA, puesto que tanto la MAPA como el AMPA son mejores predictores del riesgo cardiovascular que la PA tomada en consulta. La HTA enmascarada representa el perfil de peor pronóstico cardiovascular, mientras que la HTA de bata blanca no es tan benigna. La MAPA también nos permite identificar el fenotipo de HTA nocturna “aislada”, un perfil que requiere tratamiento pues en muchas ocasiones progresa a HTA sostenida. La evidencia avala que la HTA ha de ser controlada lo antes posible, y si ello requiere el inicio con doble terapia, así ha de ser.

El doctor Antonio Coca, nuevo socio de honor de la sociedad, ofreció una conferencia sobre la afectación cerebral en el hipertenso. Los accidentes cerebrovasculares suponen la primera causa de muerte en mujeres en nuestro país. La HTA también es causa de deterioro cognitivo, una relación que empieza a verse a partir de PA sistólicas de 130 mmHg, en la que el control temprano de la PA es fundamental.

Se han revisado también de forma conjunta los resultados protectores de los iSGLT2, centrándose en una de sus posibles vías de beneficio, la relacionada con la inflamación y el riñón. Estos fármacos muestran su mayor beneficio a nivel renal, independientemente del control glucémico obtenido. El riñón es generador de inflamación local y sistémica, mediada por la glucotoxicidadrenal de la diabetes. Esta inflamación es una de las partes implicadas en el daño cardiovascular y está relacionada con la resistencia a la insulina. Hay evidencia sobre el efecto antiinflamatorio de los iSGLT2, que podría estar en relación con los resultados favorables en insuficiencia cardiaca o inflamación hepática vista con estos fármacos.

También ha habido espacio para la microbiota intestinal; la disbiosis de la microbiota también se ha visto relacionada con HTA.

Mientras estamos a la espera de resultados con nuevos fármacos como los antialdosterónicos de nueva generación, como la finerrenona, en la reunión se ha recordado la importancia del control lipídico, con los objetivos específicos en pacientes de alto o muy alto riesgo cardiovascular. La evidencia es clara y contundente, el LDL a más bajo, mejor, y cuanto antes mejor. Tenemos fármacos potentes a nuestra disposición, con evidencia suficiente en la disminución de placa aterosclerótica y eventos cardiovasculares.

En la reunión también se han ofrecido talleres prácticos, como el de rigidez arterial. Nuevos dispositivos se están diseñando, para simplificar y abaratar el coste de esta técnica para la detección de daño orgánico subclínico.

En definitiva, en la reunión se ha enfatizado el uso de la MAPA y AMPA para el diagnóstico y caracterización de la PA, el control temprano de la misma y del resto de factores de riesgo cardiovascular, por las evidentes consecuencias que ello conlleva. Además, vamos descubriendo las asociaciones de la microbiota con los factores de riesgo cardiovascular o los posibles mecanismos implicados en los beneficios cardiovasculares de los nuevos fármacos para la diabetes. Sin duda, campos en los que seguiremos avanzando en los próximos años.

Verónica Escudero Quesada
Vocal de la Junta Directiva de la SVHTAyRV.
Servicio de Nefrología.
Hospital Universitario Doctor Peset.